domingo, 28 de junio de 2015

Parque nacional de los lagos de Plitvice

6 septiembre 2014
Debería haber llamado a esta entrada "una visita fallida a los lagos de Plitvice", porque desafortunadamente la climatología se puso totalmente en contra de nosotros y prácticamente no pudimos ver nada. Este Parque Nacional es uno de los espacios naturales más impresionantes de toda Europa y quizás del mundo, por lo que 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por sus espectaculares lagos de color turquesa y sus preciosas cataratas y cascadas.

Parque Nacional de los lagos de Plitvice
La visita al Parque de Plitvice se realiza a través de senderos y puentes de madera que van bordeando los lagos inferiores y superiores. Los circuitos están perfectamente señalizados y se les puede dedicar entre dos a cuatro horas e incluso el doble si tenéis pensado alojaros en algún hotel o camping cercanos. Algunos tramos se realizan en barcos turísticos que atraviesan los lagos y su utilización está incluida en el precio de la entrada. También hay unos trenes eléctricos que comunican diferentes zonas del parque. El parque nacional tiene dos entradas con sus correspondientes parkings y están bastante alejadas entre sí, por lo que deberéis planificar vuestra visita teniendo en cuenta que deberéis entrar y salir por el mismo lugar. Os aconsejo que consultéis la página web del parque para ayudaros a planificar la visita (no está en español) Web del parque nacional

Plitvice

Senderos en el parque nacional de Plitvice
Como ya os he comentado, nuestra visita fue un desastre total porque el día amaneció con un clima muy inestable. Cuando llegamos al parque comenzó una tormenta bastante fuerte que inundó casi todos los caminos e incluso inutilizó varias pasarelas. De hecho nos cobraron solamente la mitad de la entrada pues había zonas que era imposible visitar por el desborde de algunos lagos. Desgraciadamente tuvimos que volvernos al parking en menos de una hora con un sentimiento de frustración bastante grande.

Lagos de Plitvice
El precio de la entrada es bastante caro y varía según la época del año, llegando a unos 25 euros en temporada alta. En la entrada se incluyen los barcos y el uso de los trenes eléctricos interiores que os permitirán desplazaros en los tramos más largos y volver hasta el inicio del recorrido, pero no se incluye el precio del parking exterior. Espero que durante vuestra visita tengáis mejor suerte que nosotros, pues si no os hace buen tiempo no tenéis ninguna posibilidad de resguardaros de la lluvia. Quizás algún día volveremos (y ya sería el tercer intento, pero eso es otro tema).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestros comentarios